Mostrando los 4 resultados

El proceso comienza cuando el material ingresa al sistema a través del depósito de entrada, siendo conducido por un sistema de bombeo de presión constante. Este sistema ejerce una presión constante, impulsando el material a través de la geometría fija de la Cámara de Interacción, donde alcanza 30,000 psi. Durante este trayecto, el material experimenta constantes y elevadas tasas de corte, así como fuerzas de impacto, asegurando un tratamiento uniforme para todos los componentes.