HPD

Los gases comprimidos se usan en diferentes procesos de la fabricación farmacéutica.
Un gas comprimido debe tener la pureza adecuada y su calidad microbiológica y de partículas después de la filtración debe ser igual o mejor que la del aire en el entorno en el que se introduce el gas. Los gases comprimidos como el aire, el nitrógeno y el dióxido de carbono se utilizan a menudo en salas limpias y se emplean con frecuencia en la purga o superposición.

ISO 8533-4: 2019 Aire comprimido Medición de contaminantes — Parte 4: Contenido de partículas. Esta norma proporciona un método para tomar muestras de aire comprimido y una guía para elegir el equipo de medición adecuado para determinar el tamaño de las partículas y la concentración por número.

Este difusor reduce la presión del gas que entra hasta la atmosférica para que pueda ser analizado por un contador de partículas o un muestreador microbiológico.
El mismo difusor es compatible con la detección de partículas y microorganismos.
Es compatible con gases no tóxicos y no inflamables: aire, N2, CO2, Ar, O2 y otros gases inertes.
Caudal: 28.3, 50 y 100 LPM
Rango de presiones: 1.5-8 bar.

Categoría: Etiqueta:

Descripción

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “HPD”